Ser digital no es una opción porque, “o eres, o dejarás de estar”