La persona como elemento catalizador de la transformación digital